Razones por las que se suele ir a terapia de pareja

Las relaciones de pareja superan distintas etapas a lo largo del tiempo. La terapia de pareja es un recurso de apoyo muy importante para fortalecer el amor. ¿Cuáles son los principales motivos por los que las parejas acuden a terapia? Te los contamos en este artículo.

Cuándo asistir a terapia de pareja

1. En una situación de crisis aguda, cuando el amor parece dormido. La crisis genera una distancia afectiva. Sin embargo, muchas parejas deciden luchar por salvar su relación implicándose en un proceso terapéutico. Si estás en una situación de este tipo, valora esta posibilidad como un recurso de ayuda. De hecho, muchas parejas no consiguen salvar su unión porque han tardado demasiado tiempo en pedir ayuda.

2. Los problemas de comunicación son otros factores por los que muchas parejas deciden buscar ayuda profesional para encontrar una solución a esta falta de diálogo. ¿En qué puede ayudarte una terapia de pareja? Puede darte recursos de ayuda para afrontar las conversaciones con asertividad, empatía y respeto.

3. Después de una infidelidad, cuando el desengaño amoroso de quien se siente víctima de un acto que considera injusto por parte de su pareja hace que las dudas de seguir o no con la historia sean, prácticamente, inevitables. A veces, el perdón no es suficiente. Necesitamos recibir apoyo para poner las ideas y el corazón en orden.

4. La dificultad de la convivencia diaria es el principal motivo por el que muchas parejas deciden iniciar una terapia. Las discusiones por las tareas del hogar, los problemas de la conciliación laboral y el estrés de la rutina cotidiana son factores que roban tiempo de calidad al amor.

5. La soledad de quien se siente solo en una relación también puede ser el detonante de la búsqueda de ayuda para intentar establecer puentes de diálogo. Cuando una pareja tiene pocos espacios compartidos, pocos objetivos en común y mucha indiferencia, surge un sentimiento de soledad en el corazón.

6. Los celos son las cárceles del amor. Y muchas parejas confían en los beneficios de una terapia para sumar inteligencia emocional a la relación y desaprender algunos hábitos para incorporar otros nuevos. Además, los celos también producen desconfianza y falta de libertad. En algunos casos, pueden dar como resultado una relación destructiva, en la que se producen giros inesperados sin una causa lógica.

7. Una pareja también puede iniciar una terapia cuando uno de los dos tiene un rasgo de carácter que dificulta la convivencia. Por ejemplo, exceso de ira en las discusiones. En este caso, la terapia puede ser una oportunidad de aprendizaje para canalizar el malestar.

Cuándo pedir ayuda profesional

Cuando existe una circunstancia en tu relación que te desborda y altera tu calidad de vida. Cuando los consejos de tus amigos ya no son suficientes para darte ideas acerca de cómo actuar para solucionar un problema. Cuando identificas síntomas de que algo ha cambiado en la relación y quieres localizar la causa para encontrar una solución. ¿Cuándo hacer una terapia de pareja? Cuando quieres aprender a amar más y mejor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR